La integración de actores públicos y privados beneficia a los trabajadores y la Comunidad de Mejillones